Resultados 1-1 de 1
Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Vibra Isidora y su verdad
20 de agosto 2008
Reza un calipso original del profesor Orlando Sifontes, cronista de Ciudad Guayana: "Isidora, Isidora, va la negra Isidora. Isidora, Isidora con su afán Isidora. Vibra Isidora y su verdad".
Juan Manuel Carvajal
cultura@correodelcaroni.com
Imposible pensar en El Callao, pueblo ubicado al sur del estado Bolívar en Venezuela, y no traer a la mente dos cosas: el calipso e Isidora. Evocar a esa población trae de inmediato un halito de historia que se trastoca en una especie de santuario cultural y que se adereza con el goce desmesurado.
Y suena ella, suena su nombre, como una letanía de nunca acabar, como un reclamo permanente para que el quehacer cultural no decaiga, para que el pueblo no ceda, para que la bulla del oro no siga galopando sobre la importancia de preservar las raíces.
Suena ella de nuevo, suena el calipso. Sale de la boca de las madamas el domingo durante la misa de Carnaval: "Isidora, Isidora, Isidora es Callao calipso queen".
No hay duda, trascendió por décadas y su legado vive. Lejos de ser un recuerdo, el mensaje que quiso dar Isidora Agnes es imperecedero. Trabajar y luchar por la cultura, por la organización, por las mejoras de un pueblo que, hoy en día, recibe a millones de turistas en el mes de febrero cuando el calipso con tinte local calienta los cuerpos de los que aman las fiestas carnestolendas.
Hito
El 17 de agosto de 1923 nació en El Callao una niña de tez morena que con el pasar de los años, una vez convertida en mujer, se transformaría en un símbolo de lucha comunitaria y de arraigo cultural. De padres afroantillanos (madre etíope y padre trinitario), Isidora llevaba en la sangre la fiebre del tambor.
No lo hacía para sobresalir. Su afilado hincapié en la batalla comunitaria por las mejoras en los servicios y su ímpetu para que los carnavales callaoenses se organizasen, representaban un estandarte diario, que llevó en alto hasta el último de sus días.
Aunque muchos portales de Internet reseñan el 8 de agosto de 1923 como el día del natalicio de Agnes, fuentes ligadas a la familia de la activadora cultural confirmaron que era el 17 -del mismo mes y del mismo año- el día oficial del cumpleaños de la "Negra Isidora". Esta fecha también fue corroborada en las fechas memorables del pasado domingo 17 del espacio Venezolanidad del profesor Rafael Marrón González.
"Negra pájara"
En una entrevista realizada por Correo del Caroní en el 2006 a Carlos London, líder de la agrupación Family Ground, el músico señaló que, "Ella no tocaba ni cantaba, pero le gustaba mucho bailar. Ella era la encargada de ver que todo en cuanto a las comparsas estuviera en orden. Además de ser pionera de los carnavales, ella era una líder nata, era una luchadora incansable por los derechos del pueblo".
Asimismo, el actual presidente de la Cámara Municipal de El Callao, Ponciano Sánchez, recuerda a Isidora como una mujer activa. Asevera que tuvo la oportunidad de tocar en la comparsa de la reconocida madama.
Vale la pena traer a colación las palabras de Carlos Small, fallecido "Rey del Bumbac" en un trabajo realizado por la Fundación Bigott en el año 1995. "Ella era una negra pájara, una negra viva, no era bella, no, era una negra fea pero despierta desde muchachita (...) como Isidora no tenía miedo, era una negra a quien no le importaba entrarse a palos y cabezazos", señaló en esa ocasión el cultor.
Más anécdotas
Julieta Vas, directora de la Coral Infantil y Juvenil Modesta Bor, también tiene una anécdota con respecto a Isidora. "Recuerdo que cuando estaba pequeñita, ella fue un día a visitar a la señora Rafaela, mamá de Carlos London, que vive al lado de la casa de mi familia en la UD-146 en San Félix. Allí nosotros fuimos a esa casa también y pusieron calipso, pero ella no bailaba, era como más líder. Decía: ¡así no se baila el calipso! Y nos corregía. Lo que más me impresionó fue su
 


5 estrellas - 0
4 estrellas - 0
3 estrellas - 0
2 estrellas - 0
1 estrella - 0
Sin puntuar - 1

Reseñas editoriales - 0